Forma IV: Ataru

Otros nombres: Forma de la Agresión, Camino del Murciélago-Halcón

Esta es una forma de combate rápida y agresiva, muy efectiva contra un sólo oponente. Se comenzó a usar en los tiempos de la Antigua República durante las Guerras Mandalorianas.

Se conoce como el camino del murciélago-halcón (una criatura reptiliana voladora) porque un practicante de esta forma no para de moverse, saltar y hacer acrobacias controladas durante el combate. Los tres pilares del Ataru son: Fuerza, Velocidad y Agilidad

Ventajas y debilidades de Ataru

Es un estilo completamente ofensivo. Una vez en combate el practicante de Ataru atacará repetidamente con golpes amplios y fuertes para penetrar la defensa del contrincante.

Cuando se usa esta Forma en un combate suele durar poco. Es tanta la energía que se utiliza en Ataru que si no se ha vencido en el primer asalto resulta complicado recuperarse para seguir luchando con efectividad contra el mismo oponente.

Al ser una forma centrada en el ataque, es muy complicada de usar contra múltiples oponentes, sobretodo si estos usan armas a distancia. Luchar en un espacio reducido, que limita las piruetas y golpes que se pueden ejecutar, también es un modo de reducir enormemente la ventaja de la Forma IV.

Para sacar el máximo potencial de Ataru hay que ser fuerte y vigoroso, los Jedi más jóvenes suelen ser los más adecuados para esta forma. Con la edad se pierden facultades como velocidad y potencia muscular, que son fundamentales en este estilo.

Técnicas de Ataru

La guardia, o primera posición, más común de Ataru es mantener la espada de luz en posición vertical al lado del cuerpo, con la empuñadura a la altura del pecho o cuello.

La técnica de sable-enjambre consiste en una serie de ataques rápidos a ambos flancos del adversario, obligándolo a retirarse en una posición defensiva.

Otro ataque común que usan los practicantes de esta forma es la arremetida del murciélago-halcón, se trata de un ataque rápido directo contra el rival, normalmente desde arriba mediante un salto. Seguido de una evasión mediante voltereta u otra acrobacia para seguir enfrentado con el adversario y continuar atacando.

Practicantes más conocidos de Ataru

Qui-Gon Jinn
Maestro Jedi humano, en los tiempos de la república. Entrenado en el templo de Coruscant desde niño, Qui-Gon desarrolló un gran conocimiento de la Fuerza viva. Se puede decir que no ha tenido suerte con sus aprendices, ya que más de uno han caído en el Lado Oscuro.
En combate utilizaba la Forma IV, aunque con algunos cambios en el estilo para mejorar el desvío de rayos de blaster. En su combate final con Darth Maul, se pueden apreciar las desventajas de Ataru: requiere mucho esfuerzo, cansada en combates largos y menos eficaz en espacios pequeños.

 

Yoda
Gran Maestro Jedi, de una especie de la que él es el único conocido. Además se ser uno de los Jedi más poderosos que jamás han vivido, con una conexión especial con la Fuerza, Yoda era uno de los más hábiles espadachines de la Forma IV. Durante las Guerras Clon demostró su técnica en muchas ocasiones, ya fuera contra múltiples oponentes como enfrentándose al propio Darth Sidious.

« Forma III: Soresu Forma V: Shien/Djem-so »