Forma III: Soresu

Otros nombres: Forma de la Resistencia, Camino del Mynock

La tercera de las siete formas de combate, fue desarrollada principalmente por la necesidad de defenderse contra rayos de armas bláster. Como con el Makashi, se pensó en que fuese un modo de combate eficiente, y con el continuo movimiento del sable láser son practicantes de Soresu son capaces de crear una zona defensiva casi total y a la vez poder lanzar ataques en cualquier momento.

La filosofía de la Forma III es poder resistir cualquier ataque, y esperar a que el oponente se canse o cometa un error para contraatacar. Por eso algunos creen que esta forma es la auténtica esencia Jedi, centrada en la no agresión. En cambio otros critican esta forma por centrarse en la supervivencia en lugar de en la victoria.

Ventajas y debilidades del Soresu

El punto fuerte de la Forma III es la defensa. Un practicante avanzado de Soresu es capaz de desviar todo tipo de ataques, tanto rápidos disparos bláster como potentes ataques de otra espada de luz. Además la eficacia defensiva es tal que incluso múltiples atacantes tendrán muy difícil alcanzar a un maestro de Soresu.

La táctica principal en Soresu consiste en bloquear todos los ataques del adversario y prolongar la lucha hasta que el atacante se canse.

El principal inconveniente de este estilo radica en la poca efectividad de los ataques, ya que los movimientos del sable láser están siempre defendiendo al Jedi. La única forma de ataque son contraataques cuando el oponente está muy expuesto, pero el Soresu no tiene un modo eficaz de romper la defensa del contrincante.

Técnicas de Soresu

Si alguna posición estática es típica de la Forma III, esta es tener los brazos extendidos con el cuerpo de lado, y sujetar el sable con la mano trasera (la buena) manteniendo la hoja a la largo de la altura de los hombros. De este modo, al tener la espada de luz cerca del centro del cuerpo, permite hacer un bloqueo hacia cualquier altura y dirección.

Como se trata de un estilo defensivo, las técnicas de corte implican siempre trabajar sobre un bloqueo (o desvío) de un ataque. Lo habitual es no hacer frente directamente a un ataque, bloqueandolo con fuerza, sinó que se trata de desviarlo, y así dirigir al rival a una posición de desventaja. Normalmente en el mismo movimiento de desvío, mediante un giró rápido del sable láser se ataca al miembro o arma del contrincante.

Practicantes más conocidos de Soresu

Darth Zannah
Una menuda aprendiz de Darth Bane, quien le instruyó en el uso de la Fuerza y enseñó la virtud de la paciencia. Su especial habilidad en Soresu permitia a Zannah repeler prácticamente cualquier ataque, creando un círculo defensivo inpenetrable. Aun siendo una chica pequeña y zurda, demostró en multitud de duelos como vencer usando la Forma III.

 

 

Obi-Wan Kenobi
Humano miembro del consejo Jedi durante las Guerras Clon. Mientras fue aprendiz de Qui-Gon Jinn, Obi-Wan practicaba el estilo Ataru (como su maestro). Aunque después del combate contra Darth Maul decidió especializarse en Soresu.
Su habilidad en la Forma III es legendaria. En el combate contra el General Grievous pudo hacer frente a los cuatro sables láser, y no sólo eso, sinó desarmarle de dos de ellos en el primer asalto.

 

Luminara Unduli
Esta Maestra Jedi Mirialana luchó en numerosas batallas durante las Guerras Clon. Como muchos de los Jedi combatientes en ese periodo, Luminara usaba el Soresu de forma efectiva para desviar el aluvión de disparos de bláster de las tropas droides. Un buen ejemplo de esto es la habilidad que exibió en la batalla de Geonosis durante el rescate de Padmé, Anakin y Obi-Wan.

 

« Forma II: Makashi Forma IV: Ataru »